mantenimiento de tuberías en urbanizaciones y comunidades de Madrid

MANTENIMIENTO DE TUBERIAS EN URBANIZACIONES Y COMUNIDADES DE MADRID

En ARZAM estamos especializados en el mantenimiento de tuberías en urbanizaciones y comunidades de Madrid. El uso continuo y envejecimiento de las redes de alcantarillado, provocan con el paso del tiempo, un alto riesgo de atrancos. Efectuar limpiezas preventivas y periódicas en las redes de saneamiento, principalmente de urbanizaciones o comunidades de vecinos, es la mejor forma de evitar atascos, inundaciones y malos olores.

 

Mantenimiento preventivo de tuberías en comunidades de Madrid

Además, el coste de realizar un tratamiento de desatranco de tuberías siempre es mucho mayor que el coste de realizar un mantenimiento preventivo que evite el posterior atasco, todo ello sin contar con el problema que se ocasiona durante el tiempo que la tubería está atascada y los daños colaterales que eso ocasiona.

Con el fin de garantizar unas tareas de mantenimiento preventivo periódicas, las comunidades de propietarios y urbanizaciones deberían contratar con una empresa especializada un contrato de mantenimiento de tuberías que incluya un servicio de mantenimiento preventivo con 1 ó 2 limpiezas anuales de la red general de alcantarillado de la comunidad, ya que de esta forma se garantizan unas instalaciones de desagüe de aguas residuales en perfecto estado.

 

Tipos de tuberías para su mantenimiento

Dentro de los edificios, se utilizan 2 tipos de tuberías: de plástico y de metal.

Las tuberías de plástico más utilizadas son las de  PVC (policloruro de vinilo), las de CPVC (policloruro de vinilo clorado) y las de PEX (polietileno reticulado), mientras que dentro de las tubeúias de metal las más habituales son las de cobre, acero inoxidable y las de acero galvanizado.

Teniendo en cuenta que cada material presenta unas determinadas características, se utilizan para cubrir diferentes necesidades:

Tuberías de plástico

  • Tuberías de PVC: No pueden transportar agua caliente porque la temperatura las deformaría, se suelen utilizar para transportar agua fría y a presión. Suelen utilizarse para las bajantes y los desagües.
  •  Tuberías de CPVC, presentan una alta resistencia a la temperatura por lo que se pueden utilizar para transportar agua caliente o fría.
  • Tuberías de PEX, son tuberías de CPVC pero soportan temperaturas mucho más altas y por ello son utilizadas frecuentemente en calderas y sistemas de calentamiento mediante agua.

Tuberías de metal

Las tuberías de cobre, presentan una elevada resistencia a la corrosión y soportan muy elevadas temperaturas por olor que suelen emplearse en tuberías de agua caliente. Han caído en desuso dado que pueden dar sabor al agua.

Tuberías de acero inoxidable, son muy costosas por lo que no se ven con facilidad,  su alta resistencia a la corrosión hace que se utilicen principalmente en equipamientos marinos y en construcciones cercanas al mar ya que resisten la corrosión del agua salada.

Tuberías de acero galvanizado, se han utilizado ampliamente para llevar y sacar agua de los hogares, aunque cada vez más están siendo desplazadas por las PEX debido a que son más baratas.

 

Especialistas en mantenimiento de tuberías en urbanizaciones y comunidades de Madrid

Como especialistas en mantenimiento de tuberías en urbanizaciones y comunidades de Madrid y empresa de poceros en Madrid, nosotros hemos establecido tres motivos fundamentales por los que suelen fallar estas instalaciones:

  • Rotura por atascos. Bien sea por obstrucción de instalaciones externas (canalones), o por obstrucciones internas (basura en los inodoros), la rotura por atascos suelen suponer importantes gastos para las comunidades de vecinos. La prevención, en este caso, es fundamental. Mantener las entradas de tuberías exteriores con rejillas (para evitar que suciedad y hojas penetren), y la colaboración de los vecinos para no arrojar basura a los retretes, o colocar rejillas en los grifos de cocinas y baños, puede suponer un gran ahorro a comunidades y urbanizaciones.
  • Rotura por deterioro de las instalaciones. Los edificios con más de 35/40 años suelen tener problemas que obligan a la renovación de estas instalaciones. El Mantenimiento y reparación de las tuberías de una comunidad ha de complementarse con una buena supervisión y renovación. Son piezas que sufren desgaste con el tiempo y que, tal y como ocurre con tuberías de plomo y hierro, han de sustituirse por peligro de toxicidad. La contracción/dilatación de los materiales con los cambios de temperatura también puede incidir en el deterioro de las instalaciones.
  • Rotura por obras de algún vecino. A menudo suele ocurrir que las obras que un vecino ejecuta en su vivienda, pueden afectar a la instalación general de la comunidad (si no se hace de forma correcta). La supervisión de un especialista en estos casos es fundamental para evitar daños mayores.